Ley 247 - Comercio Libre de Bolsas Plásticas

Aprobación de la Ley para la Promoción de Bolsas Reusables y la Reglamentación del Uso de Bolsas Plásticas en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

El 29 de diciembre de 2015, se aprobó la Ley Núm. 247-2015, conocida como “Ley para la Promoción de Bolsas Reusables y la Reglamentación del Uso de Bolsas Plásticas en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, la cual establece como política pública la eliminación y prohibición del uso de bolsas plásticas desechables para el acarreo de mercancías adquiridas en los establecimientos comerciales.

¿Cuándo comienza a regir la Ley?

A partir del 30 de diciembre de 2016, y luego de completado el Programa Educativo y de Orientación establecido en la Ley, todo establecimiento comercial dentro de los límites territoriales del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, cesará la práctica de brindar bolsas plásticas desechables a sus clientes para el acarreo de sus artículos.

¿Qué son bolsas plásticas desechables?

La Ley Núm. 247-2015 define el término bolsas desechables como: “Tipo de empaque flexible principalmente hecho de plástico (polietileno de alta densidad), que se utiliza para contener y transportar artículos, provisto por un establecimiento comercial a un consumidor en un punto de venta y que no está diseñada para ser reutilizada. En esta definición se incluyen las bolsas plásticas biodegradables y compostables. El término no incluye las bolsas que sean integrales en los empaques del producto.

¿Qué alternativas tengo para acarrear los artículos que adquiero?

  • Los establecimientos comerciales permitirán a sus clientes llevar con ellos bolsas reusables, así como cualquier tipo de bolsa, para acarrear los artículos comerciales comprados. 
  • Los consumidores podrán continuar disponiendo de los artículos comprados en bolsas de papel.
  • Los establecimientos comerciales promocionarán y tendrán disponibles para la venta, a beneficio de sus clientes, bolsas reusables, las cuales deberán estar hechas a base de tela, u otro material que no sea nocivo a la salud o al medioambiente y que cumplan con las características establecidas en la Ley; si está confeccionado de plástico, deberán ser hechas a base de polipropileno o polietileno no tejido o de cualquier otra fibra natural o sintética que sea totalmente reciclable.
  • El consumidor podrá utilizar bolsas de cualquier tipo, incluyendo las plásticas desechables que tenga en su hogar y quiera llevar al establecimiento commercial para el acarreo de sus productos.

 

¿Cuáles son las excepciones permitidas en la Ley?

  • La prohibición no aplica a los establecimientos de comida ni a las bolsas de productos o empaque.
  • Tampoco aplica a las bolsas plásticas denominadas como “Security Tamper-Evident Bags” (STEB) provistas en los puntos de compra clasificados como “Duty-Free” en las zonas francas de los aeropuertos y puertos del País.

¿Qué puedo hacer con las bolsas plásticas desechables que tengo en inventario o en mi hogar?

Las bolsas plásticas desechables que existan en el inventario de los establecimientos comerciales y en poder de los ciudadanos se deberán acopiar y reciclar según dispone el Artículo 18-A de la Ley Núm. 70-1992, según enmendada, conocida como “Ley para la Reducción y Reciclaje de Desperdicios Sólidos de Puerto Rico”. Los establecimientos comerciales coordinarán con la ADS el establecimiento de un Programa de Reciclaje de bolsas plásticas desechables. El mismo podrá insertarse en los Planes de Reciclaje que tienen los municipios. Todos los establecimientos comerciales serán responsables de establecer al menos las siguientes medidas:

  • Colocar en lugar visible, de fácil acceso y debidamente identificado, envases para la recuperación y reciclaje de bolsas plásticas.
  • Entregar para su reciclaje a la ADS, entidad designada por ésta o al municipio correspondiente todas las bolsas plásticas recuperadas.
  • Mantener evidencia e información que acredite la recuperación y reciclaje de las bolsas plásticas por un mínimo de 3 años para que la ADS pueda constatar su cumplimiento.
  • Tener disponible para la venta a sus clientes y/o permitir que los mismos utilicen bolsas reusables.
  • Permitir al consumidor el utilizar bolsas de cualquier tipo, incluyendo las bolsas plásticas desechables, para acarrear sus productos.

La Ley provee para que DACO imponga sanciones de $500 al establecimiento comercial que no posea al menos un envase para la recuperación y reciclaje de las bolsas plásticas desechables. Además, establece que se formen alianzas con las compañías de reciclaje y con los municipios para el recogido de las bolsas plásticas desechables y su acarreo al centro de reciclaje correspondiente.

¿Cuáles son las responsabilidades y deberes del establecimiento comercial?

  • Cada establecimiento comercial tiene la responsabilidad de adiestrar, orientar y motivar a sus empleados para promover el uso de bolsas reusables en sustitución de las bolsas plásticas desechables.
  • Todos los establecimientos comerciales deberán colocar varios avisos informativos dirigidos a sus consumidores en los cuales se indique y eduque sobre la aprobación e implantación de esta Ley. Estos avisos informativos deberán ubicarse, uno a la entrada del establecimiento y otro, en la caja registradora, y deberán contener el siguiente texto:

“Comercio Libre de Bolsas Plásticas. Desde el (dd/mm/aaaa), a tenor con la Ley 247-2105, todo establecimiento comercial ubicado en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, estará impedido de entregar o despachar los artículos adquiridos en bolsas plásticas. Este establecimiento comercial, a tono con la Ley vigente, es un “Comercio Libre de Bolsas Plásticas”. Por ende, les exhortamos a utilizar bolsas reusables para cargar sus artículos, y a que depositen sus bolsas plásticas usadas en los contenedores para esos fines, ubicados en la salida de los establecimientos comerciales, a tenor con la Ley 70-1992, según enmendada.”

  • Tener en vigor un plan de reciclaje de bolsas plásticas desechables en su establecimiento.

 

¿Quién tendrá a su cargo la educación y orientación?

La ADS, el DRNA, el DACO y la JCA, como agencias principales, así como los municipios, se encargarán de realizar, ya sea en conjunto o por separado, un programa educativo y de orientación multifactorial dirigido a informar a la comunidad en general sobre la implantación de la Ley y la importancia de reducir y minimizar el uso de las bolsas plásticas. Estas agencias deberán acercarse al sector privado para coordinar un esfuerzo conjunto en la propagación de este programa educativo y de orientación que abarque la comunidad en general y los comercios. La Ley establece que se impondrán multas a los establecimientos comerciales que brinden bolsas plásticas desechables a sus clientes para el acarreo de sus artículos. En caso de violación a las disposiciones establecidas en esta Ley, el DACO expedirá boletos por falta administrativa de la siguiente forma:

  • $100 por la primera infracción,
  • $150 por una segunda violación, y
  • $200 dólares por cada violación posterior.

¿Cómo puedes ayudar a que la Ley sea exitosa?

La clave para reducir la dispersión de bolsas plásticas desechables está en nosotros mismos, quienes como consumidores debemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones. De igual modo, tenemos que ser ejemplo a la ciudadanía adoptando nuevos hábitos que nos permitan, por un lado, reducir el uso desmedido de este material al sustituirlo por bolsas de tela reusables o análogas, y por otro, reciclando aquellas bolsas plásticas que tengamos en nuestro poder al entregarlas en los centros de reciclaje que dispone la Ley.